domingo, 23 de octubre de 2011

AMADA

La oscuridad es mi disfraz
para ocultar la verdad
de lo que querías de mí.

Siempre te amé
pero no lo puedo decir.
Significaría volver
y verte otra vez.
Creer que no existió
el baile de tu pasión.

Es mejor si no me vuelves a ver.

Siempre estaré cerca de ti.
Vigilante de las sombras
que proyectan tus cortinas.
que bailan en mi honor.

No queda más que decirte adiós.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada